martes, 21 de febrero de 2012

Ese instante efímero y poderoso



















Leer a Joan Didion es hipnótico.
Cuando parece que el relato que va haciendo es trivial y ordinario se zambulle sin anestesia en el corazón del asunto y con una lucidez bestial te enrostra lo que muchos preferirían esconder por más tiempo. O ni siquiera ver.
Es que la ignorancia suele ser buenita y consoladora, no así el estado de vigilia y alerta que suele habitar a escritores sagaces y brutales como Didion.
El título del libro no está puesto al azar, por más que sea el azar despiadado lo que haya decidido el argumento central de la trama. O quizás no. El asunto es que Joan Didion no se anda con vueltas cuando relata lo que significó para ella perder a su única hija, ni tampoco vacila en cuestionarse en su rol como madre. ¿Fue lo suficientemente buena? ¿Le dedicó el tiempo que hacía falta? ¿Cómo no supo darse cuenta antes de lo que debería ser tan obvio?
Escribir suele ser fácil para quienes tienen el don de jugar con las palabras. Pero eso no garantiza que la escritura sea sincera. Mucho menos verdadera.
Joan Didion posee el talento en su totalidad: escribe bien, es extremadamente sincera y por eso mismo no puede dejar de ser verdadera hasta la médula.
Luego de perder a su marido, el también escritor y guionista John Dunne, tuvo que vérselas cara a cara con la muerte otra vez. Y de eso trata Blue Nights, de ese instante efímero y poderoso que hunde a la luz en la oscuridad, a la risa en la más absoluta mudez, a la certeza amorosa en el desconcierto más atroz.

"In certain latitudes there comes a span of time approaching and following the summer solstice, some weeks in all, when the twilights turn long and blue...
Blue nights are the opposite of the dying of the brightness, but they are also its warning."

Joan Didion

2 comentarios:

Vintage Aurora Deco dijo...

Imagino un relato muy desgarrador con semejante argumento. No sé si podría con ese libro...
Te leo siempre, siempre aunque no comente.
Besos!

laura dijo...

la leo, y a veces la releo. es brutal, es tan carne viva, y sin embargo el ritmo de su libro tiene una musica suave, como si nunca se sobresaltara

yo NO QUIERO q me pase nada de le pasó a ella. pero sí quiero escribir parecido a ella, me identifico mucho con su manera de ver las cosas. tremendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa