miércoles, 24 de marzo de 2010

En el día de la memoria...


















Cuando mi padre murió, el mundo dejó de ser para mí un gran campo de juegos y se transformó de súbito en un descampado repleto de peligros.
Su muerte, caratulada como "desaparición", fue el preludio de un réquiem silencioso que mi corazón cantaría a escondidas durante mucho tiempo.
Yo tenía en ese entonces nueve años.
Corría el año ´77. Eran tiempos en que el silencio era la respuesta adecuada ante el miedo. De la muerte de mi padre no se habló nunca. De cómo había sucedido, menos.
Eran detalles que tenían que permanecer detrás del mismo velo disfuso en el que desaparecieron tantas personas durante esos años oscuros.
Además, todo contribuía a que el misterio se tragara las muestras de dolor pronto, ya que a los desaparecidos no se los vela, ni se los entierra. Simplemente se esfuman de la faz de la tierra como si fuesen fantasmas.
Y se aleberga la creencia de que el desaparecido sea eso, alguien que anda perdido por algún rincón del mundo y que pueda aparecer mágicamente en cualquier momento.
Pero la realidad se encarga de desbaratar los trucos con que la mente intenta escapar del dolor, y a medida que pasa el tiempo las esperanzas desaparecen también.
¿Qué se hace entonces con el propio sufrimiento?
¿Se lo ahoga en las aguas del olvido?
¿Se lo amordaza y se lo echa en el fondo de un sótano?
¿O le permitimos que nos siga torturando hasta morirnos de pena?

Victoria Branca
Extractado de mi libro,
Me hubiera gustado decirte adiós


En el día de la memoria
por la verdad y la justicia

12 comentarios:

Mónica O dijo...

Tal vez, la aplicación de la justicia mitigue el sufrimiento; tal vez, eso sólo provoque una tibia sensación de satisfacción en comparación con lo ardiente de la ausencia. No lo sé, no tengo familiares desaparecidos, sí compañeros de la universidad...
Admiro a quienes han sabido llevar su sufrimiento con dignidad, pero no cejan en buscar juicio y castigo para los culpables.
Un saludo cordial

laura dijo...

todo mi amor para vos

Anónimo dijo...

...intentar transformar el dolor en algo que nos haga bien, creo que de eso se trata....y creo que vos lo lograste, basta con leer tus palabras y sentir que irradias amor y no resentimiento.
te abrazo fuerte.

Geraldine dijo...

Día muy especial para todos, pero que encierra todo el significado para vos que eras una niña. Es importante todo lo que contás! Cariños

BEA dijo...

un consuelo? quien sós vos ahora en el sentir, en la emoción, en el hacer, en el decir, en lo físico... "puerta" tal vez, PARA OTROS?
Un beso

esdecirdecires dijo...

Te acompaño en el dolor y en ese amor que te da las fuerzas para hacerle frente a esa oscuridad con la luz de tu hermosa y noble alma.

Alguien te arrancó muchas cosas importantes y hoy vos das muchas cosas importantes a otros.

Sabelo, te admiro y te abrazo fuerte :)

Victoria dijo...

Gracias Pili. Me hiciste emocionar...

Guille Mc Lean dijo...

Cuanta sabiduría en tus palabras que hoy reflejan sentimientos de nobleza aun en el dolor.....
Cuando leo lo que escribís me imagino una mujer con libertad.Y para mi la libertad bien entendida es el bien.
Gracias por compartir...tu sentir.
Guille

6 ALTERADO dijo...

te quiero muchoooooooooooooooo

Anónimo dijo...

Abrazo con cariño a esa niña y esta mujer que supo encontrar la libertad y el amor a travez de los otros
Paula

eralamaga dijo...

Que se hace? No debe haber formulas seguramente, pero vos nos mostras un poco de lo que hiciste con ese dolor, y eso enseña. Asi que gracias!!!
Y un beso grande!!!

Anónimo dijo...

Ahi...se me estremece el alma de solo pensar es tus 9 años y sin tu papa.Lo dificil de esos SILENCIOS...
Nose que se hace?
Pero si creo que no podemos permitir qe nos torture eternamente.
Creo que vos encontraste tu manera de alivianar tu dolor, esa ausencia, esos silencios.
Y gracias a ese esfuerzo, tan especial que hiciste, x seguir en la busqueda de algun "sentido" lograste todo lo que hoy, disfrutamos, los que te seguimos, desde el blog, desde tus libros, desde tus palabras.
Gracias por dejarme ser parte de esa busqueda!
Mi abrazo grandeeeee

Marcela mama de Catalina y hna de Barbara, mis 2 angeles en el azul

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa