miércoles, 18 de agosto de 2010

Palabras congeladas














Existe un mar de palabras congeladas
una extensión profunda
e inmensa donde flotan
semi muertas
las palabras no dichas.

Fueron gestadas
entre la sal y la espuma
para desparramarse en oídos
próximos
y lejanos.

Las olas se embarazaron de ellas
las impregnaron de voces.
Pero las bocas que debían alumbrarlas
enmudecieron.

Las palabras
nonatas
se congelaron.

¿Adonde vive el descongelador de las palabras?
Quiero traerlo al mar
pronto
para que derrita las capas de hielo
que mantienen prisionero
tanto decir.
Tanto no decir.
Tanta palabra
abortada.

Los rigores del invierno hicieron estragos
con las palabras.
No hay buque,
ni barca
que pueda disolver
tanta
aspereza.

Quiero encontrar al descongelador de las palabras.
¿O acaso quiere que el mar estalle en mil pedazos
y astille parte de la tierra?

Las palabras,
congeladas,
flotan inertes sobre el agua.
El corazón tirita.
El sol no puede derretirlas.
Tampoco el mar,
que es una plataforma rígida,
un cementerio
de deseos y sentires
que no tienen paz.

Victoria Branca

9 comentarios:

ale dijo...

hola victoria!!!la sensibilidad en cada palabra de esta poesía tuya me deja muda...no tengo palabras para decirte cuánto me gusto!!!besos!!enormes!!!

Anónimo dijo...

yo creo que si hay otra gente cómo vos, que con su calidez simplemente moje sus pies en esa agua; el solo hecho de acercarse a las olas, puede producir que esos miles de pedacitos de palabras no dichas y congeladas, se desparramen por el universo y se transformen en estrellas que den calor.

Anónimo dijo...

el nuevo libro ya salio? muy buena tu poesia.....gracias!!!!!!!!!!BESO
ADRIANA ACCINELLI

Victoria dijo...

Hola Adriana!
Sí, el libro salió el año pasado. Lo tienen en Betania y Witches books.
Un beso!

Mónica Beatríz dijo...

Hola Victoria!!
Cuánta verdad encierra esta poesía...
Es cierto... las palabras no dichas no tienen paz y no nos dejan vivir paz...
Cómo me gusta leer lo q escribís!!!
Un abrazo!!!
Moni

Anónimo dijo...

me quedo sin palabras al leer tu poesia......... lo no dicho tiene tanta vida, tanta fuerza que se sale con la suya........
abrazo
bibi

Teresita dijo...

Victoria! el universo me regala en tus palabras la respuesta a mi "faringitis". Las palabras generan hechos dice la ontología del lenguaje y las no dichas también!

Victoria dijo...

Bienvenida Teresita!
Que se te destrabe pronto esa faringitis...

Mária Berardi dijo...

para colgar en el espejo del cuarto y leerla todas las noches, para que no te sorprenda la puesta de sol con la ira en tu corazón, como dice San Pablo. Que siempre recordemos esto para que las palabras se animen a salir, porque...cuando eso sucede el milagro se hace presente
y con esto me voy a dormir, otro beso
Mária

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa