martes, 20 de septiembre de 2011

La carta no enviada












Te escribo a vos, que estás lejos pero tan cerca,
que conocés mis ojos pero no mi mirada,
que escuchaste mi voz pero no mis palabras,
que estuviste conmigo pero no a mi lado.

Te pido que no interrumpas lo que quiero decirte,
que no hagas muecas ni gestos,
que hagas silencio,
sólo por un rato...

No quiero herirte ni hacerte reproches,
no quiero que te sientas culpable
ni responsable.

Mi vida es mia
aunque te incluya.
Tu vida es tuya,
aunque me incumba.

De lo que siento me hago cargo,
de lo que no siento
también.

No te di lo que me sobraba,
sabélo.
Y si lo que diste no era todo,
está bien.

¿Cómo podría reclamarte lo que no me pertenece?

Creo que nada es en vano.
Que hay razones que mi razón y la tuya
desconocen.

Pero algo sé
y lo sé bien,
cuando me vaya
me iré habiendo conocido
el amor...

Victoria Branca

7 comentarios:

Anónimo dijo...

que lindo!!!!!! beso grande tinker bell

eli dijo...

Tremenda despedida!

>Off the record: Victoria, DEBO hacerte una consulta a raíz de que tengo marido ex-rugbier, en casa estos días se habla del tema más que de costumbre (se rememora la historia del rugby desde su creación!) y como soy una bocota, dije que seguía el blog de una chica que se llama Victoria Branca: tenés algún parentezco con Chapa Branca?

Victoria dijo...

No, Eli. Pero en mis 20´s entré varias veces al CASI apelando al apellido...jaja.
¡Salud a los rugbiers!

Mis cositas y yo desde aquí... dijo...

Que encantó este poema, que lindo y que dicienteeeeee.
Abrazos,
Piedad

eli dijo...

jaja botineras del scrum, éramos todas!! Gracias por responder!

tolenti dijo...

Que lindooooo!!!!

Anónimo dijo...

uf , que precisas estas palabras
me encantó

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa