domingo, 18 de septiembre de 2011

Me reservo el derecho
















Me reservo el derecho de admisión
y permanencia,
soy centinela
de mi deseo.

Guardo para mí el recuerdo
de lo que no fue...

El olvido irá acunando
en mi regazo
tus besos,
esos que no dieron a luz
mis labios.

Iré de noche en noche
palpitando a tientas
el resto de mis días.

Irás de sol a sol
auscultando pechos huecos
aleteando hasta encallar.

Es triste ahogar tu nombre
en la mañana,
pero es más triste aún
negarlo en mi memoria.

Victoria Branca

4 comentarios:

Barbara Brave dijo...

Muy lindo!

valentina dijo...

¡Que bello Victoria! gracias por recordarnos que hay bellos deseos y emociones, que aún en el caso de que no se cumplan, nada ni nadie nos puede arrebatar.

Un abrazo
Valentina

Anónimo dijo...

que triste!!! tinker bell

tolenti dijo...

Si, triste, pero gracias a eso tenemos este poema increíble.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa