sábado, 24 de septiembre de 2011

Pavlova de Frutillas


















En esta época (siglo 21, Acariciando la Primavera) empiezan a aparecer las frutas más ricas y sabrosas.
Las cajas de frutillas ya empiezan a verse a los bordes del camino, turgentes y rojísimas.
Qué mejor idea, entonces, que procurarse algunas para hacer una pavlova.
No hace falta saber ruso ni cocinar.
Los que manejen ambos (el idioma y la destreza) adelante con el talento. Los que no, sepan que pueden acceder a este postre de los dioses igual.
Basta comprar uno de esos discos de merengue que se venden en panaderías y establecimientos alimenticios, crema de leche, azúcar y las estrellas de este post (las frutillas) para obsequiarse de premio este exquisito manjar.
Ponen una cosilla sobre la otra, en la base el merengue, luego la crema, luego las frutillas y ¡ya está!
Una delicatessen ruso-argentina al alcance del paladar.
Para los más golosos (me included) se le puede agregar una untada de dulce de leche al disco. Además de ser unitivo, homologante y pegoteante, es delicioso. Y ya que estamos en tren de darnos una panzada sin culpa lo hacemos como corresponde.
¡That´s all folks!
Bikinis go home.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

delicious!!!!! happy week end!!! tinker bell

eli dijo...

fus fus bikini! entreguémonos y con dulce de leche y todo!

Mis cositas y yo desde aquí... dijo...

Que deliciaaaaaa, dan ganas de comérselo todito jajja.
Abrazos,
Piedad

Melina dijo...

que rico!!!! buen finde semana
besos

Mechi. soy-un-mix.blogspot.com dijo...

Me hiciste reir mucho con bikinis go home! Al menos algo bueno que aca llegue el invierno! ja

Moni dijo...

Bikini? What´s "bikini"?
Me "no entiende"!!
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa