domingo, 7 de octubre de 2012

¿Tiene sentido la vida?


Los seres humanos somos buscadores por naturaleza. Si no fuese así, no hubiéramos dado con tantos inventos y descubrimientos. El hombre y la mujer son seres curiosos por naturaleza, que se note más en unos que en otros se deba, tal vez, al oficio de crecer, con sus mandatos, permisos y prohibiciones. Lo que para uno es una cualidad natural de la vida, para otros será la puerta de acceso a lugares inconvenientes, que será mejor dejar en el anonimato y la ignorancia.
Sea como fuere, los habitantes más desarrollados de esta tierra (me refiero a los que terminamos dominando sobre el resto de la especies, los que sabemos que sabemos y no respondemos sólo a nuestros instintos) queremos saber de qué trata esto de la existencia. ¿Para qué vinimos a este mundo? ¿Hemos estado aquí antes? ¿Traemos una misión? ¿Somos libres de verdad o un destino preexistente lo define todo?
La vida, a pesar o muy a merced de nuestros interrogantes, se va desplegando a la par de que vivimos. Que nos demos cuenta de que estamos viviendo mientras transcurre eso que llamamos vivir ya es un hecho destacable. Muchas veces nuestra existencia transcurre sin que nos demos cuenta, como canta eternamente el gran Lennon: Life is what happens to you while you´re busy doing other plans...
La vida es eso que pasa mientras... La vida es eso, que pasa... La vida, pasa...
Que la vida tenga un sentido. Eso queremos. Que valgan la pena el sudor y las lágrimas. Las pruebas y las derrotas. Queremos que al final, la letra chica aclare este embrollo que se arma mientras existimos. Queremos respuestas que aclaren tantas preguntas. Esa luz brillando victoriosa al final de los túneles. Que se aclare, de una buena vez, el panorama...
Y en ese deseo casi infantil de imaginarnos que al final de la película el malo muere o es encarcelado y los buenos festejan, le demandamos a la vida precisión, certeza, y, sobretodo, que nuestro sueño, por favor, se cumpla.
¿Tiene un sentido la vida? ¿O será que uno tiene que dárselo, como se le da a la existencia un rumbo, ciertas coordenadas, y lo necesario para el camino?

Victoria Branca



7 comentarios:

Cele dijo...

WOW!!!!Impresionante tu reflexión... me hago las mismas preguntas, mientras trato de imprimirle diariamente, un sentido a mi vida diaria...
Un beso grande, sigo pensando!!!

James dijo...

Decía Alan Watts: "Según todas las apariencias externas, la vida es una chispa luminosa entre dos oscuridades eternas. Tampoco el intervalo entre esas dos noches es un día sin nubarrones, pues cuanto más capaces somos de experimentar placer, tanto más vulnerables somos al dolor y, ya sea en segundo término o en primer plano, el dolor siempre nos acompaña. Nos hemos convencido que la existencia vale la pena por la creencia que hay algo más que las apariencias externas, que vivimos para un futuro más allá de la vida presente, puesto que el aspecto exterior no parece tener sentido. Si vivir es acabar con dolor, falta de integridad y regreso a la nada, parece una experiencia cruel y fútil para unos seres que han nacido con la capacidad de razonar, abrigar esperanzas, crear y amar. El hombre, ser juicioso, quiere que su vida tenga sentido, y le cuesta trabajo creer que lo tiene a menos que exista un orden eterno y una vida eterna tras la experiencia incierta y momentánea de la vida mortal"

Saludos

Fer dijo...

"El único propósito de la vida humana es encender una luz en las tinieblas del mero existir."

Carl Gustav Jung.

Un beso!

Anónimo dijo...

Excelente!!!.
Sabia reflexión.
Cariños
Virginia

valentina dijo...

No sé que sentido tiene pero resuenan en mi las palabras de Emily Dickinson:
"Si puedo evitar que se rompa un corazón mi vida no habrá sido en vano;
Si puedo evitar el dolor de una vida,o al menos mitigarlo,
o ayudar a un petirrojo desmayado
a llegar de nuevo a su nido,
mi vida no habrá sido en vano."

¡ Que tengan buen dia!
Valentina

Silvina {Enlunada} dijo...

Creo que somos nosotros quienes se los damos! cuando elegimos cada día c´mo vivr lo que nos toca, cuántas veces sonreímos, a pesar de todo, cuántas palabras dulces elegimos por sobre las amargas... y esas son las victorias diarias...
besos!

Gloria dijo...

Qué bueno Victoria, me gusta leerte....Sííí que tiene sentido.....y creo también esto de darle unas coordenadas, un rumbo para andarlo y disfrutarlo al caminar. Bss. Gloria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa