miércoles, 21 de abril de 2010

Se me confunden las nociones













Por ejemplo, cuando pienso ¿Qué es la bondad?
¿Un don? ¿Un bien escaso? ¿Una cualidad en vías de extinción?
¿Es bueno aquél que se acomoda y adapta a los deseos de otros?
¿El que se somete y calla para que se haga la voluntad ajena menos la propia?
¿Viene la bondad revestida de modales suaves y silenciosos que no estorben?
¿Sale cubierta de un velo de aceptación permanente de todo tipo de pedidos y requerimientos? ¿Es un sí eterno que nunca muere?
¿Para ser bueno hay que dejar de ser quién uno es? ¿O esconder los aspectos más embarazosos y turbios de la propia historia?
¿La bondad está irremediablemente unida y destinada al sacrificio? ¿A la renuncia? ¿A exponer una y otra vez la otra mejilla?
¿Quien es bueno puede ser auténtico y sincero? ¿O debe filtrar pensamientos non gratos y deseos impropios para continuar por una senda ascéptica y rigurosa?
¿La bondad se encuentra, aparece, surge de algún lugar en especial?
¿Se conquista? ¿Se aprende?
¿Existe, como dice el Eclesiastés, un tiempo para cada cosa, aún para la bondad?
Se me confunden las nociones.
La de bondad con ingenuidad. Con cobardía. Con renuncia. Con resignación. Con infantilismo. Con ignorancia. Con sobreadaptación. Con pereza. Con ceguera...
Lo que antes creía y me resultaba tan claro ahora es un sedimento turbio y confuso.
Y la plataforma de donde me lanzaba a perseguir ideales nobles y elevados es ahora una trampa de arenas movedizas donde nada es tan cierto ni tan contundente. Ni tan estable ni tan perenne.
Y como sola companía tengo una duda inmensa y repleta de aguijones, que me zumba en los oídos. Y vuela insistentemente a mi alrededor.
Pero no quiero matarla.

Victoria Branca

2 comentarios:

Mónica Beatríz dijo...

Hola Victoria!!
A mi me pasa... a veces me siento confundida por la misma razón...
Pero ahora que lo veo escrito y me pongo a pensar creo que la confusión la tienen tambien los demás...
Cuando sonlos otros los que confunden las nociones...
Confunden mi/tu bondad con ingenuidad...
Confunden mi/tu bondad con sometimiento...
Confunden mi/tu bondad con cobardía...
Confunden mi/tu bondad con con debilidad...
La bondad está dentro nuestro,debería guiar nuestro accionar, ser nuestro eje... no dejemos que nos confundan
Gracias Victoria por escribir tan lindo!!!!!!

BEA dijo...

IDEM, estoy confundida muchas veces... será tal vez cuando la vida te dá un zarpazo!! y quedás en carne viva? todo queda al "descubierto" y volvés a empezar y ahí está tu ternura, tu bondad, tu misericordia...como la de antes? RENOVAMOS, ELEGIMOS, CONTEMPLAMOS ESTE NUEVO AMANECER y bebemos del manantial para no secarnos... que no se nos vaya la vida!! COMO LA ROSA TIENE SU BELLEZA SIEMPRE LA ACOMPAÑAN LAS ESPINAS...para dolerme, dolerles, AGUIJONES QUE DESPIERTAN NUESTRA MIRADA ADORMECIDA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa