viernes, 20 de mayo de 2011

La vida secreta de las palabras


















Lleva tiempo sanar las heridas. Sobretodo si son tan antiguas que parecían olvidadas.
A veces basta un encuentro con otro, tan herido como nosotros, para que desandemos el camino de dureza y acostumbramiento recorrido y volvamos nuestros pasos hacia esas heridas que aún están blandas, a pesar de haber sido cubiertas por capas de insensibilidad.
El olvido prematuro y forzado de aquello que nos hizo sufrir no resulta beneficioso ni eficaz para sanarse.
La vida secreta de las palabras transcurre lejos del ruido, del tumulto, de la voracidad de la vida en tierra. Sus protagonistas agonizan de dolor y soledad, pero no lo dicen. Eso queda reservado al más estricto secreto. Por todos los medios hay que seguir fingiendo para que nadie se de cuenta. Pero, ¿cuánto tiempo se puede vivir aparentando?

6 comentarios:

eli dijo...

Vos tendrás alguna idea de la cuerda que tocan TUS palabras? En muchas ocasiones en que que vengo a leerte, me haces sonar alguna!

Gracias por eso.

Beso y buen fin de semana!

laura dijo...

muy poco

pero muy poco

como el jueguito ese de cuando era chica con dos cositos, uno se apoyaba en la pregunta, y el otro en la respuesta, si la respuesta era la debida, se prendía una luz. a veces cuando conectan esos dos cositos, dos personas que prenden esa luz, volvemos diez casilleros para atrás.

Maria Luisa dijo...

Hace días que al mirarme al espejo, siento que a mi cara, a la imagen que veo y ahora desconozco le han dicho…"Palabras, palabras duras, muy duras…"
¿Cómo es posible haber conseguido esto? ¿Llegar a esto?
¿Olvido prematuro? ¿Cómo es posible olvidar?
Seguramente, será necesario seguir viviendo, y para seguir viviendo, ahora sí, como nunca antes,vivir fingiendo.
Guardar las palabras recibidas, en el más estricto secreto…Y cuidarlas, ¡cuidarlas mucho! para que no se digan solas, para que nadie a nuestro lado las oiga Porque están allí, en todo el ser,me recorren, me gritan... Estan allí, debajo de cada cosa que toco o que busco, están en mis oídos que se quedaron taponados por ellas; allí en el fondo de mi alma que está adormecida de dolor! Estan allí para hacer que cada día se vuelvan más terribles, más sangrantes, más duras de soportar!...
Nada con más fuerza que las palabras!¡Lo he dicho tantas veces!
Lo sabía, ¿por qué ahora me parece descubrirlo? ¿Por qué desear que estas, no estén aquí en el fondo del ser?
Estas dedicadas, pronunciadas para mí, no permitirán ya que nada sea igual ¡?
Estoy mortalmente herida por palabras..NADA MENOS QUE POR PALABRAS...Yo que creí que la búsqueda de las palabras era mi destino!

Carola Zajdman dijo...

Hola Victoria, hace tiempo tengo pendiente esta película, gracias por la recomendación.
Espero que andes bien, te mando un beso y buen finde !

Marcela dijo...

Mmm me dieron ganas de verla!

Además él...es el " doble" de mi marido! jajaj es igualito :)
En EEUU le preguntabna por la calle si era Tim Robins!

Gracias por recomendarla,
besos

Gloria dijo...

Victoria! Es maravillosa esta peli, la ví hace bastante y es de una gran directora para mí de lo mejor. Todas sus películas llegan profundamente al corazón o al alma toda. Esta es de una herida muy honda. Y al verla siempre uno hace una catarsis... Yo he escrito en mi blog sobre su música que siempre selecciona muy bien esta artista. Un beso grande, Gloria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa