martes, 19 de julio de 2011

El Sr. Tumnus y yo


















En este día frío y gris tengo ganas de abrir el ropero de mi abuelo, escabullirme entre sus abrigos y sobretodos y abrirme paso hacia el bosque nevado. Ponerme los auriculares de la foto y mientras escucho Fire & Rain, de James Taylor, encaminarme hacia la cabaña del Sr. Tumnus. Allí tomaremos un chocolate caliente mientras me contará que el mundo real no es éste, en el que yo vivo engañada desde hace años, sino aquél, el de Narnia. El de las brujas blancas y los faunos amistosos. El de los niños valientes y llenos de ideales. El del león que sólo ataca para proteger el reino de la amenaza mortífera de los descreídos. El de las aves que custodian los sueños. El de los roedores que mantienen el suelo fértil y el de las arañas que tejen historias de amor.
Nos sentaremos junto a la chimenea y hablaremos con el corazón abierto y el fuego encendido. Y él dirá que no, que la lluvia fría, destemplada y caprichosa no es capaz de apagar la llama del amor.

Victoria Branca

8 comentarios:

Moni dijo...

Muchas veces me escabulliría hasta el fondo del ropero para encontrar esa puerta mágica... y hoy el día está ideal ... Me conformo con un chocolate caliente!!!

Gloria dijo...

Muy tentador todo ese abrigo para el alma!!!!!Besos, Gloria.

Anónimo dijo...

podes llevarme con vos???? tinker bell

Anónimo dijo...

esperame....esperame que consigo unas polainas y un gorro bien, bien peludito. Ah!! unos mitones tambien! no te vayas sin mi, Victoria, necesito SONAR!!!! tinker bell

eli dijo...

Qué ternurita! dale, vos abrí que yo cierro!

laura dijo...

estoy atrasada con la lectura de tu blog

está lleno de tesoritos y no da leerlo a los apurones

ya voy eh

perame

Marcela dijo...

Me busco mis polainas y voy para allá!
FELIZ DÍA!!

valentina dijo...

¡ Yo también quiero ir! preguntale si es cierto que la lluvia fría, destemplada y caprichosa no es capaz de apagar la llama del amor, ¿dónde se debe de refugiar uno cuando llueve?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa