miércoles, 4 de noviembre de 2009

La tejedora


















Esta es una de las lindísimas "cabecillas" que me gané.
Uno de esos premios que me inspiraron a hacer la suelta de mariposas.
Porque como la cabeza llena de telarañas de este dibujo hecho por Lulú,todo está conectado. Esa es una de las lecciones que he aprendido estos últimos años. Que nada ocurre al azar. Que hay un plan mayor a nosotros mismos que teje tramas y redes en la que nos vamos encontrando.
Y en las que también podemos quedar atrapados, es verdad.
Por eso hoy quiero escribir acerca de esta misteriosa y hábil tejedora que es la araña.
Siempre les tuve respeto (por no decir en público miedo y quedar mal parada)
Pero es fácil sentir miedo de todo aquello que es desconocido. O mal conocido.
Y si, además, hay en la memoria una experiencia aterradora con estos insectos, peor.
El asunto es que, ahora, las arañas no me provocan miedo sino, ahora sí es verdad, respeto.
Y ahí va, a modo de explicación científica, el por qué.

La araña es considerada en la mitología como la gran tejedora.
Hay un mito griego muy lindo que cuenta cómo Atenea y Aracné se disputaban el premio a la mejor tejedora. Y como ganó Aracné y Atenea estaba tan celosa, la convirtió en araña. Y desde entonces teje y teje y atrapa a sus presas en su tela de tan aburrida que está.
Penélope también tejía y destejía mientras aguardaba la llegada de Ulises.
Y Ariadna le dió ese hilo mágico a Teseo para que no se perdiera dentro del laberinto una vez que hubiera matado al Minotauro.
Ya ven que los hilos, cuando no se cortan, salvan vidas. Y muestran el camino de regreso. O de salida. Y entretejen la trama de un gran amor...

El cuerpo de la araña forma un ocho, que es el símbolo del infinito. Sus patas también suman ocho.
¿Será que la capacidad de tejer el propio destino es infinita?
¿Que no hay límite para crear y recrear la propia vida?

La araña teje en círculos, pero camina en línea recta (Ah, esto lo explico en un taller, cuando quieeeran)

La araña despierta nuestra creatividad dormida. Nos recuerda que somos co-creadores del universo y artistas de nuestro propio mundo.

Recostada en el centro de su propia tela, la araña nos recuerda que allí hemos de regresar una y otra vez. Al centro. Al eje de nuestro ser verdadero.
Ir y venir. Pero sin olvidar que es en ese núcleo donde volvemos a reconocernos y reconectarnos con nuestra divinidad.

¿Escribí mucho?
Es culpa de Lulú, y de sus dibujos, y de esa cabeza inmensa e infinitamente creadora. Y, ya que estamos, también de las mariposas. Y de este blog que tiene vida propia y se teje a sus anchas...

6 comentarios:

La otra de mí dijo...

hoy empieza mi amistad con las arañas

BEA dijo...

YAAAA!!!, SE CIERRA EL CÍRCULO DE INFINITO, IR Y VOLVER...QUIZÁ ME ESTÉ ESTRANGULANDO CON MI TELARAÑA!!! CUANDO?, DONDE?
MENAPACE ESCRIBIÓ SOBRE "lA ARAÑITA", Y SU HILO CONDUCTOR DE VIDA (MADERA VERDE). EN PLENO TEJERRRRR...

Geraldine dijo...

Qué lindo blog!! Hermosa poesía y música... y mención aparte el bello Credo que copié para recordarlo! Precioso todo

Victoria dijo...

Bienvenida Geraldine! me alegro que te guste...
Un beso

Pilar dijo...

Victoria qué lindo el clima que se vive mientras se camina con los pies desnudos por tu blog. Gracias por compartir lo que tenés adentro. Me voy persiguiendo mi hilo interior...

Victoria dijo...

Gracias Pilar! Un beso..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa