sábado, 24 de marzo de 2012

Ese gran simulacro
















Cada vez que nos dan clases de amnesia
como si nunca hubieran existido los combustibles ojos del alma
o los labios de la pena huérfana
cada vez que nos dan clases de amnesia
y nos conminan a borrar la ebriedad del sufrimiento
me convenzo de que mi región no es la farándula de otros

en mi región hay calvarios de ausencia
muñones de porvenir/ arrabales de duelo
pero también candores de mosqueta
pianos que arrancan lágrimas
cadáveres que miran aún desde sus huertos
nostalgias inmóviles en un pozo de otoño
sentimientos insoportablemente actuales
que se niegan a morir allá en lo oscuro
el olvido está tan lleno de memoria que a veces no caben las remembranzas
y hay que tirar rencores por la borda
en el fondo el olvido es un gran simulacro
nadie sabe ni puede/ aunque quiera/ olvidar
un gran simulacro repleto de fantasmas
esos romeros que peregrinan por el olvido
como si fuese el camino de santiago

el día o la noche en que el olvido estalle
salte en pedazos o crepite/
los recuerdos atroces y los de maravilla
quebrarán los barrotes de fuego
arrastrarán por fin la verdad por el mundo
y esa verdad será que no hay olvido

Mario Benedetti

6 comentarios:

Fer dijo...

Bellísimo: ¡claro que la verdad es que no hay olvido!

¿Quién puede vivir si ha olvidado?

Otra cosa distinta es aferrarse al pasado, revolverlo y reflotarlo por no encontrar el rumbo para avanzar con los cadáveres y las remembranzas a cuestas, asumidos todos, habiendo aprendido y crecido gracias a ellos, habiendo tirado rencores por la borda en los naufragios.

Es un trabajo personal y colectivo que cuesta, pero sana.

Un beso.

Seras Bubulina dijo...

Que lindas tus palabras Vicky.
Un beso

Moni dijo...

Hermosa manera de describir el olvido que nunca será olvido...
Un abrazo Vic!!!

valentina dijo...

Yo tampoco he entendido nunca esa insistencia en que se olvide, todo y todos los importantes permanecen dentro de ti, y tú de alguna manera les das forma, les haces ser en ti, y allí estan y te hacen sentir muy intensamente. Te comprendo muy bien Victoria, muy bello lo que has escrito.
Un abrazo
Valentina

Teresita dijo...

Victoria, las palabras del poeta me dejan sin ppalabras! Ayer hablábamos de tirar los rencores por la borda, ampliar nuestra mirada y seguir viviendo...palabras fáciles de pronunciar pero que merecen todo nuestro esfuerzo de vivir. Un abrazo especial

Francisco de Montevideo dijo...

" y esa verdad será que no hay olvido"...porque un atardecer de otoño dorado y solitario, "porque un piano puede arrancar lágrimas", porque un jazmín con sus flores color del mármol pueden,además de su perfume, hacer llorar de nostalgia, y a pesar del tiempo transcurrido y de todos los cataclismo;, no hay olvido, porque lo que se vivió desde el amor ni la muerte puede acallarlo...Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa