miércoles, 28 de marzo de 2012

Libros peligrosos
















El gobierno Argentino acaba de darse cuenta de que leer es un acto peligroso.
Toda persona que intente traficar libros extranjeros y hacerlos entrar al país será sujeto de investigación y careo.
Es que un libro, aparentemente inofensivo, contiene altas dosis de plomo pesado y contaminante.
Es bien sabido que leer produce adicción y que cuanto más se lee más se desea leer y uno puede pasarse la noche en vela sin procurarse el descanso reparador necesario a toda persona que quiera mantener un equilibrado estado de salud. Pero habiendo tantas sustancias dañinas en el ambiente ¿era necesario agarrárselas con la más inofensiva?
Toda vez que un objeto sospechoso (léase libro) pretenda ingresar al país, será llevado sin escalas a un laboratorio de alta complejidad para ser sometido a revisaciones y test varios en busca de su secreta toxicidad. Con ello se pretende eliminar el uso indiscriminado de tintas, lacas y barnices non sanctos. Alivio deberíamos sentir quienes desde nuestra más tierna e ingenua infancia nos vamos a la cama con uno de esos ejemplares insalubres. O quienes albergamos en nuestras bibliotecas colecciones que pueden dañar seriamente nuestra salud y alterar nuestro buen juicio.
Gracias. Gracias. Gracias, señor Moreno, por defendernos y cuidarnos.
Y le propongo, desde mi estado convaleciente, construir un pabellón de alta complejidad a un costado de Ezeiza, para encerrar de por vida a estos objetos tóxicos y nefastos. Encadénelos. No, mejor ¡entiérrelos! Aunque si esto último pudiese generar un daño letal e irreversible a la madre tierra puede usted hacer una inmensa pira y quemarlos. Como en la Edad Media.
Ésta ignorante lectora, se lo agradecerá.

Victoria Branca

12 comentarios:

Moni dijo...

Por Favor!!! Ya te hiciste el análisis de Nivel de plomo en sangre? Imaginate con todo lo que hemos leido...y sin control !!! debe estar altísimo!!!
Acabo de escribir hace un rato esto,comentando lo que escribió Laura B. en Facebook...
Qué pasa? Atrasamos 36 años? Mirá mi entrada del 24/3 sobre los libros...
http://www.reciclaresrevivir.blogspot.com.ar/2012/03/nunca-pero-nunca-mas.html
Ay... nononono!! Me da escalofríos!!!

Moni dijo...

Ya sé... la excusa ahora es la tinta... pero... me da cosita!!!

Fer dijo...

Ni que me hubiéses leído la mente, Victoria. Tenía pensado escribir sobre el tema por que es digno de una distopía al mejor estilo de Farenheit 451, Brave New World o 1984.

Los libros son peligrosos para las mentes estrechas que no aceptan disenso porque nos abren los ojos, nos hacen ver las cosas con más claridad.

Mientras tanto, seguiremos intoxicándonos con las restricciones a nuestros derechos de informarnos, de aprender, de expresarnos...

Excelente reflexión de esta patética realidad por la que ya hemos pasado bajo otros pretextos.
Y uno creía que nunca más era nunca más a todo lo que se dejaba atrás.

Un beso.

Seras Bubulina dijo...

Cuando el estado se la agarra con los libros hay que abrir los ojos che.

belenpaz dijo...

Yo debo estar re-contaminada !!! Y lo peor es que los incité a mis hijos a leer !!!!!

Laura P. dijo...

¿te acordás de que morían los monjes en El nombre de la Rosa? Si!! envenendos por mojarse el dedo para dar vuelta las páginas de un libro Non sancto. ¿nos estarán queriendo salvar de una muerte segura? La verdad me dejan sin palabras. Cariños victoria.

Adriana dijo...

Estimada Victoria: te considero una persona sumamente sensible e inteligente por eso te reenvío esta nota de octubre del 2011. A veces las cosas no son como las pintan algunos...creo que es para reflexionar y mirar las dos caras de la moneda.
Saludos cordiales. Adriana

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-179762-2011-10-26.html

Victoria dijo...

Adriana, Lei el articulo que me enviaste. Como vos, creo que los asuntos tienen más de una faz y que es válido el reclamo de las gráficas y los imprenteros. Con lo que no comulgo es con la manera en que a veces se implementan acciones para generar un cambio.
Hacer un piquete al ingreso de las publicaciones extranjeras y dejar sin libros, (textos, revistas especializadas, etc) de golpe a quienes trabajamos a diario con ellos no me parece una medida razonable. En mi caso, me sirvo de muchas publicaciones y libros en inglés que no están traducidos (y tal vez nunca lo sean) al castellano y necesito indefectiblemente hacérmelos traer desde el exterior. Y lo mismo le ocurre a otros profesionales. No se trata acá de desmerecer la producción local o preferir el producto extranjero. Si alguna editorial, gráfica o imprenta local empieza a producir aquí el material y a menor costo, bienvenido sea. Pero mientras tanto no entorpezcan la labor de los que quieren hacer su trabajo sin molestar a nadie. ¿O no es entorpecer el tener que presentarse en Ezeiza ante un despachante de Aduana para ver si el envío puede ingresar mediante un pago extra a la casa de quien ya lo abonó por anticipado?

mgoliveruk dijo...

Vicky, estoy desesperado!!!! Estoy viviendo en Londres, exponiendo a mi familia a las tintas toxicas sin un Moreno que nos ampare!!! Me da cierta tranquilidad q mi hijo Matteo vaya a usar Kindles o iPads para leer (hasta q alguien diga q son radioactivos...). Mientras, tengo q pensar como evitar exponerme a las tintas asesinas... si me pongo un traje de neoprene crees q puedo zafar??

Me acabo de dar cuenta q aca puede haber una veta para un negocio... si hacemos imprimir TODO lo q se lee en el Reino Unido en la Argentina??

Natalia dijo...

hola Victoria
tienes un premio virtual en mi blog!
cariños Natalia

Victoria dijo...

Gracias Natalia! Un beso

eli dijo...

Yo estoy tan indignada que hasta perdí la capacidad de ironizar. Ay patria mía!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa