lunes, 12 de marzo de 2012

Sucumbí a la tentación. Otra vez.
















De nada sirvió haber archivado la segunda temporada completa ( que jamás superará a la inigualable primera)
Tampoco mi firme resolución de no empezar serie nueva alguna. (Está más que comprobado que pueden resultar adictivas).
Lo lamento por mi flojera emocional pero sí, sucumbí a la tentación otra vez.
Ayer a la tarde, cuando nadie merodeaba en los alrededores, puse play y me adentré sin prolegómenos en el vicio. Otra vez.
La musiquita pegadiza y breve. La imagen de esa onda plateada sintonizando y ajustando el latido expectante del corazón. El día y la hora impresos en la pantalla: lunes: 15 horas: tal....
Y el bello Doctor Paul Weston abriéndole la puerta al nuevo enviado del destino (o del demonio) que viene a desajustarle la existencia.
Listo. Lo confesé.
¿Se reduce la pena si uno confiesa aunque no esté para nada arrepentido?
No, no pienso dejar el mal hábito, padre.
¿Que por qué vengo entonces?
Para aliviar un poco el peso.
Déle, absuélvame un ratito. Todavía tengo tres discos más para ver.

Tercera temporada de INTREATMENT
Warning: ver esta serie produce adicción.
¡Archívese!

3 comentarios:

Fer dijo...

Es cierto, algunas son adictivas, creo que las que tienen algo para decirnos. Pero yo no creo que sea pecado: para lo que hay para ver en TV... Y pelis hay muchas pero pocas realmente buenas. Después de todo, la serie es cortita, más manejable. Y además te permite tiempo de lectura también, que es a lo único que le podés ser infiel con la pantalla.

Disfrutala/o!!!

Beso.

Seras Bubulina dijo...

No se si se reduce, pero siempre se siente bien cuando confesas un 'guilty pleasure', no?

Cele dijo...

Victoria...cómo te entiendo!!!! In treatment es lo más!!!! Adoro la serie, adoro las historias, me las devoro, me paso horas viendo un capítulo tras otro...La temporada tres ya me la comí, está buena!!!! No como la primera, coincido, esa es insuperable, pero...confieso q he pecado padre...jajajaja!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa