martes, 21 de julio de 2009

La sabiduría del Cuerpo


















El cuerpo es un gran maestro, pero pocas veces dejamos que nos enseñe.
La moral, las creencias, los mandatos toman su lugar y la voz "del que sabe"
queda arrumbada detrás de prohibiciones y deberes.
"Eso no se dice, eso no se hace, eso no se toca", canta Serrat, y aunque
ya no somos "esos locos bajitos", la poderosa voz del deber, que a esta
altura ya convive a sus anchas dentro nuestro, es la única orden que acatamos
sin cuestionar.
Pero el cuerpo no olvida. Y como es el custodio de nuestras verdades más
hondas, mediante síntomas y malestares nos interpela para que escuchemos lo
que tiene para revelarnos.
"Cuando una persona cree que siente lo que debe sentir y constantemente
trata de no sentir lo que se prohibe sentir, cae enferma", dice Alice Miller.
Es que esa tensión demoledora no puede sostenerse por mucho tiempo.
"Estamos aquí para ver y tocar, describir y conmovernos", agrega lleno de
entusiasmo Ray Bradbury.
O somos leales a las intuiciones que vienen de nuestra propia sabiduría y
experimentamos la vida, venga lo que venga, o mantenemos toda emoción
revoltosa presa y nos convertimos en nuestros propios carceleros.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me quedaron sonando (reverberando) las palabras de Alice Miller. Es tan cierto que uno cae enfermo cuando no escucha los mensajes del cuerpo. Que escindidos estamos en estos tiempos.
Gracias por este maravilloso blog
Carolina Tocalli

madamelulu dijo...

mi cuerpo ultimamente está tan en tensión que en la cama tengo que alaciar los músculos con la intención para que deje de sostener toooodo el peso del globo terráqueo

Victoria dijo...

Querida Caro bienvenida!!!! me encanta que camines por mi blog...
Madame Lulú, el globo terráqueo flota solo... Usted disfrute del proceso en el que está embarcada y mímese cada vez que pueda...

Anónimo dijo...

Muchas veces a lo largo de mi vida, pensé que podía acallar esta voz interior por un tiempo... el tiempo que a mí me conveniera para vivir sin provocar problemas...Total, cuando quisiera yo, iba a poder escucharla nuevamente.
Pero me confundí. Hoy intento escucharla y encuentro que se volvió casi muda...solitaria en aquella cárcel. Me es difícil recuperarla.
Y esto da tristeza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un arma poderosa

Un arma poderosa